En toda restauración está presente el desafío de volver a dar vida a una obra que, en tanto reflejo de una época, exige que se respeten esencialmente todos los procedimientos técnicos y elementos estéticos de dicho momento histórico y, asimismo, que se privilegie la conservación del material original.

Biblioteca Nacional: Detalle de la restauración de los vitrales de la Ex Biblioteca Nacional. Dos lucarnas de 3 m de diámetro.
 
AMSA: Detalle de la restauración de dos vitrales italianos ubicados en la sede central de AMSA.